Metropolitano

Ambulantaje en Tlalpan puede convertirse en tierra de nadie

SN Redacción

El crecimiento irregular del comercio en vía públicapuede provocar un rompimiento del equilibrio entre vecinos y comerciantes y entre los propios trabajadores ambulantes, y un caos que convertiría los corredores comerciales en tierra de nadie.

Este actividad irregular se da ante el amparado de funcionarios, la promoción desde los gobiernos de la alcaldía de Tlalpan, de la ciudad de México, de obras para su instalación y, la omisión de la alcaldesa Patricia Aceves, son la bomba de tiempo que provocará serios problemas sociales.

La dimensión del problema es tal que el mismo día se da una reunión entre vecinos de la calle Congreso en La Joya con un aspirante a la alcaldía y casi a la misma hora una manifestación de comerciantes en vía pública frente al domicilio de la alcaldesa Patricia Aceves, quien de acuerdo con los inconformes “no recibe a la gente, no resuelve, no mueve un dedo para evitar los malos manejos en la alcaldía y menos contra la delincuencia”.

Un grupo de vecinos como Mirza, Mary Paz y otros denunciaron que desde 2015 en la gestión de la hoy Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum quisieron poner una estructura con pilotes sobre el talud que está entre la calle Congreso y Avenida de los Insurgentes, con el fin de ampliar la banqueta y permitir instalar allí un corredor comercial para vender los puestos hasta en 3000 mil pesos cada uno.

Y que ese proyecto han intentado volverlo a generar, pero los vecinos los han detenido como ocurrió en octubre de 2020, cuando como resultado de la tentativa enviaron un oficio a Patricia Aceves diciéndole que se oponen “rotundamente a obras que perjudiquen nuestro entorno, así como a la proliferación del comercio ambulante en el entronque de Calzada de Tlalpan e Insurgentes, ya que no obstante el acuerdo que tuvo con nosotros, en una audiencia pública de no permitir el ambulantaje, no sólo no se ha cumplido el compromiso, sino que ha venido creciendo cada vez más”.

Por otro lado, un grupo de comerciantes pertenecientes a la agrupación La Esperanza, quienes desde hace muchos años se encuentran regularizados, fueron a manifestarse frente a la casa de la alcaldesa Patricia Aceves porque exigen también que se les respeten sus derechos adquiridos desde hace muchos años y se evite el crecimiento desmedido del ambulantaje que han permitido y promovido los funcionarios de la actual administración. –sn–

Comerciantes de “La Esperanza” fueron a buscar a la alcaldesa Patricia Aceves hasta su casa porque no atiende en ningún edificio de la alcaldía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s