Derechos Humanos

Aumentan las llamadas para atender a integrantes de la comunidad LGBTTTI+: Consejo Ciudadano

SN Redacción

El Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México informó que en los primeros seis meses del presente año aumentó 394% el número de reportes de la comunidad LGBTTTI+, comparado con el mismo periodo pero de 2020.

Datos del organismo revelan que en el primer semestre del año en curso se registraron 430 atenciones, contra las 87 reportadas el año anterior. La Línea Nacional Diversidad Segura 800 000 5428 fue presentada en octubre de 2020 para hacer disponible un servicio de apoyo jurídico y psicológico ante cualquier tipo de discriminación por identidad sexual o de género. 

Te puede interesar: La ONU escuchará reclamos sobre derechos humanos y asuntos indígenas de México

“Facilitar la denuncia es indispensable para hacer comunidad frente a las vulnerabilidades que enfrenta la población LGBTTTI+; el aumento registrado se debe a que se hizo disponible un servicio ciudadano y gratuito a través de nuestra Línea”, indicó Salvador Guerrero Chiprés, presidente del Consejo.

El Consejo ha recibido reportes provenientes de 23 estados de la República y cuatro países de Latinoamérica, por lo que ahora amplía su servicio a través del Chat Nacional de Diversidad Segura, que funcionará 24/7 con el mismo número de la Línea, 800 000 5428. 

“Gracias a la experiencia con el Chat de Confianza 55 5533 5533, que abrimos hace dos años, y el Chat Nacional vs la Trata de Personas 800 5533 000, presentado hace tres meses, hemos observado que la cercanía, anonimato y discreción que ofrece WhatsApp favorece que las personas se sientan más abiertas a pedir ayuda”, añadió Guerrero Chiprés.

Te puede interesar: Maltrato a adultos mayores, una terrible realidad: UNAM

Destacó que el 33% de las personas que solicitaron ayuda son menores de edad y el 39% tienen entre 18 y 30 años. El 39% de los reportes provienen de la Ciudad de México y 12% del Estado de México.

El 46% de quienes se comunicaron dijeron ser gay, 17% lesbianas, 11% bisexuales, 10% transgénero y 6% transexual.

Entre las situaciones que la comunidad reportó destacan el rechazo por su preferencia sexual, violencia o golpes, orientación para su familia, pareja o amigos y agresiones de parte de la familia. 

Los datos indican que en casi la mitad de los casos el rechazo proviene de padres y madres y una proporción similar de otros familiares. –sn–