El Negro Durazo

La historia “negra” de Durazo desde los órganos de seguridad

Por José Víctor Rodríguez | Reportero                                      

La historia de Arturo Durazo Moreno inicia en 1978, por lo menos para los órganos de inteligencia del Estado mexicano, su “ficha” incluye su trayectoria en la política mexicana, pero sobresale su amistad con el entonces presidente de la República José López Portillo (1976-1982), así como la serie de acusaciones por extorsión y diversos asesinatos.

La ficha, consultada por Sociedad Noticias, que elaboraron los agentes de la extinta Dirección de Investigaciones Políticas y Sociales (DIPS) de la Secretaría de Gobernación (Segob), da cuenta que el sonorense, fungió como jefe de seguridad en la campaña hacía la silla presidencial de López Portillo en 1976.

“Durante este cargo (como jefe de seguridad del entonces candidato a la Presidencia de la República del Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue acusado por tráfico de cocaína, ante la Corte Federal de Distrito de Miami, Florida, en 29 de enero de 1976, sin embargo, por influencias del candidato (López Portillo) el caso fue cerrado”, dice el expediente.

La ficha de investigación —integrado por dos tomos con más de 500 fojas e identificado en el Archivo General de la Nación (AGN) con el número de caja 51— relata que a finales de 1948 se desempeñó como Inspector de Tránsito de la capital de este país, hasta 1950; después, se convirtió en agente de la extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS) y posteriormente, hacia 1958, obtuvo su ascenso como comandante en la misma corporación.

El Negro Durazo
El Negro Durazo | @SociedadN_

Ya como jefe de la dirección de Policía y Tránsito en la capital del país, en ese entonces Distrito Federal, los agentes de la DIPS se encargaron de poner a detalle los eventos a donde el jefe policial acudía, lo mismo en la ciudad capital que, al interior de la República mexicana o, incluso, hasta en el exterior del país.

Los órganos de inteligencia detallan la relación “intima” que mantuvo con diversos periodistas y agrupaciones de redactores, entre ellas, la Asociación Mexicana de Redactores de Aviación (AMRA), cuando su presidente, Jaime Durán, entregó la presea “El Ícaro de Plata”, al presidente López Portillo el 11 de noviembre de 1982.

El expediente ubica, entre otros, a comunicadores o empresarios de los medios de comunicación de la talla de Emilio Azcárraga Milmo, Miguel Alemán Velasco, Gastón Azcárraga Tamayo y Víctor Payán.

Los agentes de la Segob lo mismo dejaron asentado en el archivo de investigación política que, Arturo “El Negro” Durazo fue precandidato a la gubernatura de Sonora por el PRI en 1978, pero en un apartado identifican como una de sus amantes a Laura Arroyo, la “jefe de edecanes del licenciado José López Portillo”.

“Que tiene relaciones de prepotencia, es agresivo, hace gala de su influyentismo” y que fue “prisionero el 14 de abril de 1986 en el juzgado octavo de distrito en materia penal por el delito de acopio de armas de fuego, amenazas cumplidas y extorsión en el juzgado 26 penal del fuero común”.

“Asimismo se le vincula con la muerte de 14 personas que aparecieron en el río Tula, en Hidalgo”, señala el largo expediente que es apoyado por varios recortes de prensa se la época en que “El Negro” Durazo incursionó en la vida política y pública del país.

El Partenón de Durazo. Video tomado de Univisión Noticias

La ficha de la Segob incluye en su apartado final que, sus relaciones (de Durazo) fueron excelentes hasta que terminó el periodo del presidente López Portillo.

«Actualmente no goza de popularidad política alguna dentro de la sociedad, a causa del alto nivel de corrupción que se presentó cuando se encontraba al frente de la Dirección de Policía y Tránsito”. –sn–

El Negro Durazo, DFS
El Negro Durazo, DFS | @SociedadN_

¡Conéctate con Sociedad Noticias! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.