Fauci: “El brote por ómicron ha alcanzado su punto máximo”

SN Redacción | VOA                                              

Washington, EU. — El experto afirma en entrevista con la VOA que los «esfuerzos globales» que está haciendo Estados Unidos para abordar el actual brote es el camino correcto para frenar la pandemia.

El principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci, dijo en entrevista con la Voz de América que a medida que la variante ómicron se sigue propagando por Estados Unidos, en algunas partes del país, va alcanzando “su punto máximo”.

Fauci afirmó que las cifras de contagios, hospitalizaciones y muertes son preocupantes, pero actualmente existen más herramientas para hacer frente al virus que en anteriores olas y aseguró que les irá mejor a los vacunados.

Estados Unidos, explicó Fauci, diariamente reporta más de 2.000 muertes, 156.000 personas hospitalizadas y entre 600.000 y 700.000 casos positivos. Esto mientras que al menos uno de cada cinco estadounidenses elegibles para ser vacunados contra el COVID-19 -aproximadamente 65 millones de personas- no lo están.

VOA: Puede darnos una perspectiva sobre la situación del COVID-19 ¿Dónde estamos? El presidente Joe Biden siempre dice que estamos en un lugar diferente al que estábamos hace un año ¿Puede explicarnos eso en términos simples?

Fauci: A lo que el presidente se refiere es al hecho de que hace un año no teníamos vacunada a toda la gente que ahora está vacunada. Ahora tenemos vacunas y refuerzos disponibles para todos.

Claro que tenemos que admitir que estamos siendo desafiados por diversas oleadas provocadas por diferentes variantes, antes tuvimos una provocada por delta y ahora en EE. UU. nos enfrentamos a la oleada de ómicron.

Los números son realmente preocupantes, tenemos un promedio de más de 2.000 muertes por día, alrededor de 156.000 personas hospitalizadas y los casos promedian entre 600.000 o 700.000 casos por día. Esas son las noticias difíciles, malas noticias.

Pero la noticia un tanto alentadora es que en muchas regiones del país, el brote ha alcanzado su punto máximo y está cambiando, lo estamos viendo de manera explícita y específica, en la parte noreste del país.

Cuando se observa la cantidad de hospitalizaciones y la gravedad de la enfermedad, y compara a las personas no vacunadas con las personas vacunadas, la diferencia es sorprendente.

Nos va bien si estamos vacunados y tenemos el refuerzo, pero actualmente solo tenemos alrededor del 63 % de la población completamente vacunada, lo que significa que el 37 % no lo está.

Entonces, cuando el presidente dice que estamos mejor, en realidad se refiere al hecho de que lo que tenemos ahora, no lo teníamos hace un año. No teníamos el plan de implementación de vacunas que tenemos ahora, no teníamos ningún antiviral que fuera efectivo., mientras que ahora tenemos al menos cinco.

No teníamos demasiadas máscaras disponibles, ahora tenemos cientos de millones de mascarillas. El próximo mes implementaremos alrededor de 500 millones de pruebas rápidas.

VOA: Sobre las donaciones de vacunas, en su opinión, como profesional de la salud, ¿es importante que EE. UU. esté donando tantas vacunas a otros países?

Fauci: Es absolutamente importante. Solo podemos abordar un brote global a través de soluciones y esfuerzos globales. Es por eso por lo que Estados Unidos se ha comprometido y entregará dosis de vacunas a países de ingresos bajos y medios.

A medida que nos acercamos al otoño, hemos entregado 4.000 millones de dólares para COVAX y ahora estamos trabajando con las compañías [farmacéuticas] para ampliar la capacidad de empresas -como Moderna y Pfizer y otras- para poder aumentar su producción y que las dosis estén disponible más rápidamente para los países de bajos y medios ingresos. Estados Unidos está liderando en el mundo en eso, por mucho.

VOA: ¿Qué implica que el Gobierno esté apoyando otorgar las protecciones de propiedad intelectual para las vacunas contra la COVID-19? ¿Es un problema?

Fauci: Está muy claro que podemos obtener dosis que se fabrican en las plantas que ya están funcionando a pleno rendimiento en los países de bajos y medianos ingresos.

Quiero decir, obviamente, varias de las compañías del país, incluso Moderna, han dicho que no tienen ningún problema con la participación de patentes si otros países pueden producir esencialmente la vacuna.

Así que no creo que eso sea un problema. Queremos asegurar que las dosis estén disponibles para el mundo en desarrollo, pero creo que podemos hacer eso sobre la base de lo que está pasando en este momento.

VOA: ¿Cree qué EE. UU. necesita cambiar sus esfuerzos de donación de vacunas, a la luz de que ahora se considera que las tres inyecciones son la norma?

Fauci: Creo que el esfuerzo de donación es realmente sustancial y mejorará cada vez más.

En última instancia, eso se adaptará a la necesidad de los refuerzos, se debe dar un paso a la vez con porcentajes muy pequeño en algunos de los países, particularmente en el sur de África. Primero consigamos un ciclo total de vacunación y luego nos preocuparemos por los refuerzos.

VOA: ¿Qué lecciones cree que deberíamos haber aprendido de la pandemia del SIDA y que no hemos aprendido? ¿Cuáles de ellas deberíamos aplicar a la pandemia de COVID? O viceversa.

Fauci: La capacidad de la vacuna que se desarrolló con nuevas plataformas y el diseño de inmunógenos que han dado vacunas tan exitosas contra el COVID-19, ahora debemos volver y aplicar algunas de esas tecnologías al VIH. Eso va de COVID a VIH y de VIH a COVID.

Es importante asegurarse de involucrar a la comunidad, afirmó Fauci.

Particularmente con respecto a las disparidades en la salud, una de las cosas que ha sido realmente problemática en nuestro país es que los afroamericanos y los hispanos tienen un alto grado de probabilidad de infectarse y alta probabilidad de que sea de gravedad.

Eso se debe a algunas de las comorbilidades subyacentes que son mucho más frecuentes en la población afroamericana e hispana, como la diabetes, la obesidad, la hipertensión, la enfermedad renal y la enfermedad pulmonar crónica.

Entonces, las lecciones que hemos aprendido, tanto del VIH en el que claramente ha habido disparidades de salud como del COVID-19, es que tenemos la responsabilidad de abordar los determinantes sociales de la salud.

[Versión de la entrevista original. Colaboración de Lenny Castro]

¡Conéctate con Sociedad Noticias! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.