Mujer y su maquillaje / Foto: Amir SeilSepour en Pexels.com

Impulsar el autocuidado mejorará tu salud

Por Gabriela Díaz | Reportera                                           

En Latinoamérica existen importantes desafíos debido a la falta de recursos económicos y escasez de profesionales de salud, razón por la que la práctica del autocuidado y la automedicación responsable es una necesidad debido a las barreras para la atención médica y distribución de servicios de salud.

Un estudio realizado por ILAR en el 2021 demostró que para 8 de cada 10 habitantes las prácticas del autocuidado en América Latina son sumamente relevantes para mantener la salud de las personas, hacer frente a enfermedades y síntomas leves y aliviar la carga en los sistemas de atención de salud.

La definición del autocuidado según la OMS es la capacidad de las personas, familia y comunidades para promover y mantener la salud, prevenir enfermedades o discapacidades con o sin la ayuda de un proveedor médico.

Es urgente proveer alternativas que garanticen, no solo el acceso universal a la salud, sino también la sostenibilidad de los sistemas de salud pública. El autocuidado de la salud contribuye a que los individuos puedan hacer frente a los problemas de salud y disminuir la duración y severidad de las condiciones que no son graves, lo que aporta beneficios económicos y sociales para las personas, las comunidades y libera la presión de los sistemas de salud. 

Este año la Federación Internacional de Autocuidado (GSCF por sus siglas en inglés) presentó el primer Estudio Global “El valor Social y Económico del Autocuidado”, con datos que permiten conocer el impacto actual del autocuidado a nivel global (155 países) y regional.

Los resultados de este estudio demuestran que el autocuidado actualmente ahorra $119 mil millones a los sistemas de salud a nivel global y se estima un crecimiento del 50% en estos ahorros para 2030. 

Para América Latina los ahorros generados por el autocuidado representan US$ 7.2 mil millones para los servicios de salud y atención, además de:

  • 122 millones de horas productivas para los profesionales de salud economizadas.
  • 869 millones de horas economizadas para los pacientes, tiempo que de otra forma sería invertido en transporte y consultas médicas.
  • 2,552 millones de días productivos ganados por los pacientes al disminuir la duración o severidad de síntomas por enfermedades simples y no graves gestionadas con productos de autocuidado.

“El hacer del autocuidado una parte integral de los sistemas nacionales representa una valiosa contribución para alcanzar la Cobertura Universal de Salud y el acceso a servicios de calidad, dos objetivos fundamentales definidos como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas” dijo Judy Stenmark, directora general de la GSCF

La disponibilidad y acceso a los productos de autocuidado en general es fundamental para la práctica del autocuidado, en la medida que estos crezcan mayores serán los beneficios individuales y sociales que se pueden obtener.

Los productos de autocuidado incluyen medicamentos OTC (Over the Counter) o de Venta Libre. Estos medicamentos tienen estudios suficientes y están regulados en cada país para ser utilizados en casos leves de enfermedades, sin embargo, es importante que el consumidor los utilice de forma responsable, siga las indicaciones del empaque y que tenga la suficiente información para sentirse seguro de adquirirlos y utilizarlos.

Por esta razón, los productos de autocuidado son la primera línea de defensa confiable para proveedores de atención médica y pacientes, seguido por las medidas preventivas como la buena alimentación, la actividad física y la alfabetización en salud para conocer de primera mano qué hacer en casos leves y no llegar a consulta por afecciones no graves.

El uso de productos de autocuidado es una de las primeras acciones ante la presencia de un síntoma o malestar. En el estudio de ILAR, el 49% de los encuestados confirmo recurrir al uso de medicamentos OTC para tratar síntomas de condiciones no graves y controlar condiciones crónicas y el 91% declaró que fue fácil acceder a estos medicamentos sin la recomendación de un profesional de la salud.

La relevancia de estos hallazgos es particularmente reveladora porque crea evidencia basada en datos y una justificación para promover el autocuidado de la salud a nivel mundial. Un enfoque en mejorar la educación en salud, el acceso a productos y desarrollo de las políticas de autocuidado provee la oportunidad para obtener importantes beneficios de salud, sociales y económicos. –sn–

Mujer y su maquillaje / Foto: Amir SeilSepour en Pexels.com

¡Conéctate con Sociedad Noticias! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Efectivale publicidad