“Tengo una vida Mak”: Perla Porcayo Ortega

“Tengo una vida Mak”: Perla Porcayo Ortega. Celebración con monedas conmemorativas.

 Por Lizbeth Álvarez Martínez | Reportera                                    

Involucrar a las familiares en cada uno de los logros de las personas trabajadoras de una empresa es de suma importancia, no solo para el crecimiento del colaborador sino del éxito de una organización.

Es así, como Mak Extinguisher tuvo de invitados especiales en el brindis de final del año a los padres, esposas, hijas, hijos, entre otros lazos, de las personas que día a día se esfuerzan y se preparan en el ramo de la seguridad en una empresa cien por ciento mexicana con más de 35 años de experiencia.

Desde temprano se dieron cita en el Centro Regional de Cultura de Cuautitlán Izcalli para estar en primera fila y no perderse ningún detalle de la celebración y de los reconocimientos.

Al inicio del evento se llevó a cabo una ponencia por parte del conferencista Jesús Santana, llamada “Organizaciones que trascienden”, en la cual, hizo reflexionar sobre la importancia de tener una buena actitud ante la vida y así trascender hacia los objetivos personales. Hizo que el auditorio se levantara de sus sillas y conectaran con la persona que se encontraba a su lado, pero lo más importante les sacó una sonrisa durante toda su presentación.

El momento más esperado fue cuando la directora general de Mak Extinguisher, Perla Liliana Ortega Porcayo, tomó el micrófono para agradecer y aplaudir a cada una/uno de sus colaboradores por los logros alcanzado en el año que está por culminar, además de entregar unas monedas conmemorativas de cinco, diez o más años que llevan en la empresa, como ella lo dice “una vida Mak”.

“Me siento muy satisfecha que poco a poco nos hemos podido acercar de diferente forma a la gente. Esta es la primera vez que hicimos una convocatoria para que viniera la familia que trabaja en Mak porque también hubo interés por parte de las familias en venir, lo cual es algo muy significativo para nosotros.

Hicimos las monedas conmemorativas, yo ya llevo una vida Mak aquí, van a ver todas, pero cada una de las personas que ya tienen cinco años, diez años, o ya lleva una vida Mak se les entregaron de manera igual retroactiva, significa un cambio de cultura organizacional y esto nos ayuda en este cierre a querer entender mejor como están vinculados nuestros colaboradores con sus familias”, así lo comentó la directora Perla Porcayo, en una entrevista al finalizar el brindis.

Al preguntarle cuales son los retos para el próximo año 2023, aseguró que seguirá impactando el tema de la responsabilidad social en cada trabajador.

“Para 2023 viene el tema de la responsabilidad social, de la corporación de la compañía, que podamos encontrar en cada colaborador una responsabilidad que nos pueda ayudar a avanzar y tener más alcance de lo que ya sabemos hacer”, argumentó.

Un gran momento fue en el que cada colaborador recibió un regalo personalizado por parte de la empresa, es decir, se dieron a la tarea de investigar qué es lo que a cada trabajador les gustaba para que fuera un detalle más significativo.

MAK, es una empresa líder en el cambio de cultura en donde coloca a las personas al centro y con una gran misión y visión social en el servicio desde la cultura de la prevención de la seguridad. –sn–

Perla Liliana Ortega Porcayo,

¡Conéctate con Sociedad Noticias! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.