Advierte Hamás tensión en la Explanada de las Mezquitas con el nuevo Gobierno

Hamás advierte de tensión en la Explanada de las Mezquitas con el nuevo Gobierno

SN Redacción | Diario Judío

El movimiento islamista Hamás, que gobierna de facto Gaza, advirtió en una reunión con el enviado de la ONU para la paz en Oriente Medio, Tor Wensland, de una previsible escalada de tensión en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén cuando tome posesión el nuevo Gobierno en Israel, el más derechista de su historia.

El jefe adjunto del movimiento en Gaza, Jalil Hayya, indicó a Wensland que la policía israelí que controla los accesos a la explanada “está empujando al descontrol de la situación” y denunció los “planes racistas” del nuevo gobierno, informó Hamás en un comunicado.

El recinto, sagrado para musulmanes u judíos, está custodiado por Jordania y se rige según un “statu quo” que solo permite el culto del islam, mientras que los judíos únicamente pueden acceder como visitantes, ya que para su rezo se reserva el cercano Muro de los Lamentos.

El Gran Rabinato de Jerusalén prohíbe el rezo en ese recinto -creen que allí se ubicó el Segundo Templo, lugar más sagrado para el judaísmo al que solo puede entrar el alto rabinato, según sus propias normas-, pero en los últimos años algunos rabinos han cambiado esa doctrina y animan a sus seguidores a rezar allá.

En general, los defensores del rezo judío en la Explanada de las Mezquitas -el Monte del Templo para los judíos- están alineados con el movimiento político del sionismo religioso, que busca judaizar Jerusalén y defiende la anexión de los territorios palestinos ocupados.

Este movimiento, representado en tres partidos, ha sido el gran vencedor de las últimas elecciones y el gran aliado del ex primer ministro Benjamin Netanyahu para formar Gobierno, con importantes ministerios para ellos, como el de Seguridad Nacional para el extremista Itamar Ben Gvir -que pasará a controlar la policía y la seguridad de la Explanada- o el de Finanzas para Bezalel Smotrich.

Las autoridades de Hamás avisaron de que la entrada repetida de colonos al recinto, que este año ha alcanzado cifras récord y que a menudo desembocan en enfrentamientos entre la policía israelí -que protege a los colonos- y los palestinos, puede repetir una confrontación militar entre las facciones palestinas e Israel, como ocurrió en mayo de 2021, escalada que causó unos 250 muertos gazatíes.

“Observamos con ira lo que está ocurriendo en Jerusalén y en Cisjordania. No renunciaremos a nuestro papel histórico de apoyo al pueblo palestino en todas partes, a pesar del asedio y la agresión en curso contra la Franja de Gaza”, indicó el comunicado de Hamás.

Este 2022 ha sido el año más letal en Cisjordania ocupada desde 2006, con 169 muertos palestinos en esa zona, por lo que la tensión en la Explanada puede conllevar a otra escalada con las milicias de Gaza, pero también alimentar más violencia en Cisjordania.

Hamás hizo un llamamiento a la comunidad internacional, a través del enviado de la ONU, con el fin de impedir la política de “doble rasero y tomar medidas prácticas para detener la agresión israelí contra el pueblo palestino y sus santidades”.

Según el comunicado de Hamás, Wensland subrayó la “preocupación” internacional tras los resultados de las elecciones del 1 de noviembre en Israel y el triunfo de partidos extremistas, por las repercusiones que puede tener en el conflicto y las escasas posibilidades de llegar a una solución pacífica. –sn–