Tribunal Supremo de EU mantiene vigente la expulsión de migrantes de su territorio a México

El Tribunal Supremo de EU mantiene vigente el Título 42 de manera indefinida

SN Redacción | Luis Felipe Rojas | VOA

La decisión permitirá a las autoridades de la frontera seguir expulsando a los migrantes que llegan a EU solicitando asilo.

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos (EU) decidió el martes mantener vigente de manera indefinida el Título 42, una directiva aplicada durante lo peor de la pandemia de Covid-19, que permite enviar a México a los migrantes que solicitan asilo en la frontera.

En el fallo del martes, la Corte Suprema extendió una suspensión temporal que el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, emitió la semana pasada. Asimismo, se determinó que la Corte revisará de aquí a junio el asunto de si los estados tienen derecho a intervenir en la disputa jurídica en torno al Título 42.

El Título 42 se estableció bajo el entonces presidente Donald Trump al comienzo de la pandemia, en marzo de 2020.

Con estas restricciones, los funcionarios estadounidenses han expulsado a migrantes dentro de los Estados Unidos unas 2,5 millones de veces y han rechazado a la mayoría de las personas que solicitaron asilo en la frontera con el argumento de evitar la propagación de Covid-19, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

Organizaciones defensoras de los inmigrantes interpusieron una demanda para poner fin a la aplicación del Título 42, argumentando que la política va en contra de las obligaciones estadounidenses e internacionales para con las personas que huyen de la persecución. También argumentaron que la política está obsoleta debido a las mejoras en los tratamientos contra el coronavirus.

Un juez federal les dio la razón en noviembre y fijó el 21 de diciembre como fecha límite para poner fin a la política. Un grupo de estados de tendencia conservadora recurrieron entonces al Supremo para evitar que se suspendieran dichas restricciones, advirtiendo que un aumento de la inmigración afectaría los servicios públicos y causaría una “calamidad sin precedentes”.

De hecho, el gobernador de Texas, el republicano Gregg Abbott, que ha impulsado diversas políticas restrictivas para hacer frente a la inmigración tuiteó inmediatamente el martes al saberse la noticia: «La Corte Suprema ordena que se mantenga en vigor la restricción fronteriza del Título 42».

El juez Roberts, que se ocupa de los asuntos de emergencia que llegan de los tribunales federales de la capital del país, dictó hace unos días una suspensión para dar tiempo al tribunal a examinar más a fondo los argumentos de ambas partes.

El presidente de los Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, mantuvo las restricciones vigentes durante más de un año después de asumir el cargo en 2021, a pesar de prometer alejarse de las políticas migratorias de línea dura adoptadas por su predecesor, Trump, y de comprometerse a implementar amplias reformas.

«El tribunal no va a decidir hasta junio, aparentemente, y mientras tanto tenemos que aplicarla; pero creo que es algo que debería haberse hecho», comentó Biden a los periodistas en la Casa Blanca tras conocerse el fallo que deja en vilo la suspensión de la medida.

Por su parte, a través de un comunicado, el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, reiteró en nombre de la Administración que “la frontera no está abierta”.

“La gente no debería escuchar las mentiras de los traficantes que se aprovechan de los migrantes vulnerables, poniendo en riesgo sus vidas”, dijo, al tiempo que advirtió sobre las medidas. a tomar “continuaremos aplicando plenamente nuestras leyes de inmigración”.

Cerca de la mitad de los arrestados, informados por CBP, fueron expulsados rápidamente bajo la política del Título 42.

“No indefinidamente”, responde la Casa Blanca

Al conocerse la decisión del Tribunal Supremo, la Casa Blanca expresó por medio de un comunicado de prensa que respetará el mandato judicial, pero consideró que no debe ser una medida a perpetuidad.

“Por supuesto, cumpliremos con la orden y nos prepararemos para la revisión de la Corte”, dijo la portavoz de la Administración, Karine Jean-Pierre.

Además, la secretaria de prensa, si bien señaló que “el Título 42 es una medida de salud pública”, también dejó en claro su parecer: “no es una medida de control migratorio, y no debe extenderse indefinidamente”.

La Casa Blanca ha puesto constantemente el balón en el campo republicano, instando a los congresistas a aprobar la reforma migratoria propuesta por el actual gobierno a comienzos de su mandato. –sn–