Nacional

El presidente López Obrador encabeza un evento desde Lerdo, Durango.

Por Fausto Hernández | Reportero

El presidente Andrés Manuel López Obrador sostiene un evento denominado “Agua Saludable para La Laguna” en el municipio de Lerdo, en Durango.

El directo general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Arturo Martínez, explica los alcances de este denominado proyecto “Agua Saludable para la Laguna”.

Versión estenográfica:

MODERADOR: Preside este evento de reunión de trabajo Agua Saludable para La Laguna el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Lo acompaña el gobernador constitucional de Durango, José Rosas Aispuro Torres.

El gobernador constitucional del Coahuila de Zaragoza, Miguel Ángel Riquelme Solís.

El director general de la Comisión Nacional del Agua, Germán Arturo Martínez Santoyo.

El presidente de Grupo Lala, Eduardo Tricio Haro.

El presidente municipal de Lerdo, Durango, Homero Martínez Cabrera.

La presidenta municipal de Gómez Palacio, Durango, Alma Marina Vitela Rodríguez.

La presidenta municipal de Mapimí, Durango, Marisol Peña Rodríguez.

El presidente municipal de Tlahualilo, Durango, Alejandro Rodríguez Belmonte.

El presidente municipal de Torreón, Coahuila, Jorge Zermeño Infante.

El presidente municipal de Francisco I. Madero, Coahuila, Jonathan Ávalos Rodríguez.

La presidenta municipal de Viesca, Coahuila, Nadia Jaramillo, Rodríguez.

La presidenta municipal de San Pedro, Coahuila, Patricia Grado Falcón.

Asimismo, damos la bienvenida a los representantes de los medios de comunicación y a quienes nos siguen a través de las redes sociales.

Todas y todos ustedes sean bienvenidos.

A continuación, escuchemos el mensaje de bienvenida a cargo del gobernador constitucional del estado de Durango, doctor José Rosas Aispuro Torres.

JOSÉ ROSAS AISPURO TORRES, GOBERNADOR DE DURANGO: Muy buenas tardes.

Señor licenciado Andrés Manuel López Obrador, bienvenido a Durango. Durango es su casa, bienvenido a La Laguna.

Saludo también la presencia de mi amigo, el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, gobernador del vecino estado de Coahuila; asimismo, al ingeniero Germán Martínez Santoyo, al ingeniero Eduardo Tricio, presidente del Grupo Lala; al presidente anfitrión, al contador Homero Martínez Cabrera, presidente municipal de Lerdo; desde luego, un saludo a las y a los presidentes municipales de toda esta región metropolitana de La Laguna; saludo la presencia de los presidentes de los módulos de riego, tanto de Coahuila como de Durango, y desde luego, a quienes representan a diversas organizaciones que luchan desde luego por la parte por mantener el medio ambiente en el que todos indudablemente estamos de acuerdo con ello. Amigas y amigos.

Señor presidente, bienvenido nuevamente a La Laguna.

Hace 114 años Francisco I. Madero realizó un estudio que planteaba la conveniencia de construir una gran presa en el Cañón de Fernández. En una carta dirigida al entonces secretario de Hacienda, José Limantour, el Apóstol de la Democracia describía la necesidad de almacenar las aguas del río Nazas y distribuirlas en tiempo oportuno en provecho de toda esta región de la Comarca Lagunera.

Fue el gobierno del presidente Lázaro Cárdenas quien construyó una de las presas más grandes del norte de México, la presa Lázaro Cárdenas y de, posteriormente, la construcción de la presa Francisco Zarco, que hoy, además de ser parte receptora de diversos afluentes, es también una derivadora de la presa Lázaro Cárdenas. 

Hoy enfrentamos una crisis hídrica que se ha ido agudizando en los últimos 70 años y que cada día reduce la vida de este acuífero.

La región ha estado expuesta de manera creciente al arsénico en el agua que se consume en toda esta zona metropolitana de La Laguna. Estudios científicos asocian la alta concentración de arsénico con serios problemas de salud, entre ellos, el cáncer, problemas de riñón, incluso ahora se investigan los daños que puede causar en el sistema nervioso de las personas. 

Señor presidente:

Este anhelo de la gente de La Laguna, de contar con agua de calidad y cantidad suficiente, sólo es posible cuando existe la voluntad política como usted la tiene, donde los gobiernos de los estados de Coahuila, encabezado por mi amigo el gobernador Miguel Ángel Riquelme, y de Durango, así como de los gobiernos municipales estamos listos para hacer la parte que nos corresponda y lograr que este anhelo de muchos años de la gente de La Laguna por contar con agua de calidad hoy lo podamos cristalizar.

Hoy se está cristalizando gracias a ese compromiso de su gobierno y desde luego al acompañamiento que, no tenga duda, hay de los gobiernos tanto de Coahuila, de Durango y de los gobiernos municipales de esta región. 

Agua Saludable para La Laguna nos permitirá, por fin, contar con la infraestructura necesaria para aprovechar los escurrimientos del río Nazas en beneficio de aproximadamente un millón 600 mil habitantes de esta zona. 

No podemos perder esta oportunidad histórica de resolver el problema que más preocupa a nuestra gente. Si ahora no lo hacemos, pasarán no sé cuántos años más para poder atender esta demanda tan sentida de la población.

Con el consenso de todos los actores sociales y con una visión sustentable para que, a la vez que se garantiza el abasto de agua para la población, se conserven también los derechos de los usuarios de agua de la presa, cosa que está debidamente contemplada en este proyecto.

Los gobiernos estatales y municipales coadyuvaremos en la mejora de la infraestructura hidráulica y a su vez convoco a toda la población a hacer el mejor uso del agua, hagamos un uso racional de la misma, este es el recurso natural más valioso con el que contamos hoy los seres humanos.

Licenciado Andrés Manuel López Obrador:

Cuente con todo el empeño de este gobierno, del mío en lo personal, para sacar adelante el proyecto de Agua Saludable para La Laguna. Que la sociedad sepa que donde haya inquietudes fundadas siempre estaremos abiertos al diálogo para construir acuerdos y que todos los temas, las inquietudes que pueda haber en el ámbito legal, podamos tener los espacios para dialogar, para encontrar consensos, para que eso nos permita que el diálogo sea lo que realmente nos lleve a sacar lo antes posible este proyecto.

Por eso, no tengo duda de ese compromiso que tenemos todos los gobiernos y la sociedad de esta región de La Laguna.

Conozco cada una de las acciones que se plantean en el estudio técnico, así me lo ha compartido el ingeniero Germán Martínez, a quien le reconozco todo su apoyo y disposición para seguir avanzando en la realización de este proyecto. Germán conoce esta región y sabe que somos gente de palabra.

Trabajemos juntos para tener agua saludable para La Laguna. Esta obra marcará un antes y un después para esta región, pero sobre todo para la salud y la vida de sus habitantes. Sigamos adelante con el sueño que Madero tuvo: un aprovechamiento integral del agua del Nazas para la Comarca Lagunera.

Con su ayuda, señor presidente, esto ahora es una realidad. No tengo la menor duda de que juntos vamos a brindarle a la sociedad de La Laguna la oportunidad, la demanda histórica. Este es el momento y sé que juntos lo vamos a hacer.

Por su atención, muchas gracias.

MODERADOR: Enseguida hace uso de la palabra el gobernador constitucional del Estado de Coahuila de Zaragoza, ingeniero Miguel Ángel Riquelme Solís.

MIGUEL ÁNGEL RIQUELME SOLÍS, GOBERNADOR COAHUILA: Muy buenas tardes, señor presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Sea usted bienvenido a la Comarca Lagunera. Su presencia hoy nos ratifica el compromiso de su gobierno para dar solución a uno de los grandes problemas que enfrenta esta región. 

Saludo y agradezco la anfitrionía de mi amigo, el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres; saludo también con mucho gusto al director general de la Comisión Nacional del Agua, Germán Martínez Santoyo, con quien hemos sostenido permanente comunicación en el proyecto que hoy nos ocupa.

Saludo también, agradezco la anfitrionía del alcalde de Lerdo y saludo a las alcaldesas y señores alcaldes que hoy nos acompañan también, al igual que a Eduardo Tricio, presidente del Grupo Lala; a todas las asociaciones de productores y agrupaciones de ambientalistas, a los medios de comunicación.

Amigas y amigos, señor presidente:

La Comarca Lagunera ha padecido el problema de abasto de agua desde hace muchos años y en múltiples ocasiones se ha planteado la tentativa de potabilizar el recurso hídrico de las presas.

En el gobierno de Coahuila estamos convencidos que el proyecto Agua Saludable para La Laguna, que usted y su gobierno han asumido como prioritario y han demostrado la voluntad de hacerlo realidad, esto constituye la mejor solución para garantizar la calidad y cantidad de agua para el consumo humano en los nueve municipios que integran la Comarca Lagunera, tanto de Durango como de Coahuila, su importancia y beneficios son innegables para miles de habitantes de esta pujante región.

Ambos gobernadores estamos sumados a este esfuerzo, creemos en el proyecto, como también creemos en nuestra gente, somos admiradores de quienes, con mucho trabajo, empeño y sacrificio se abrieron paso en nuestro desierto y en los diversos ecosistemas que componen la Comarca Lagunera.

Hemos dado puntual y personal seguimiento a los compromisos establecidos en el proyecto. Hoy ratificamos nuestra total disposición de unir esfuerzos para que realice en los plazos establecidos y se cumpla con su cometido.

Señor presidente:

Aquí nunca nada ha sido fácil, desde que tengo memoria he sido testigo de las vicisitudes que han enfrentado proyectos fundamentales del impulso y desarrollo de la Comarca Lagunera. En todos los casos se han levantado voces a favor y en contra, pero siempre las diferencias y adversidades han sido superadas. Ahora esos proyectos marcan la historia regional de la Comarca Lagunera y de México.

Como gobernador de Coahuila y con el respeto que su investidura me merece, le solicito de la manera más atenta que hagamos todos los esfuerzos necesarios para concretar este proyecto de Agua Saludable para La Laguna que es de enorme beneficio para nuestra gente, así lo reconocemos.

Estamos dispuestos a ayudar a generar el consenso que esto requiere. Nada ni nadie está por encima del interés supremo de la sociedad y de las generaciones vendieras.

En su gobierno y en el nuestro tenemos la responsabilidad de garantizar los derechos de todas y de todos, pero también la ciudadanía nos eligió para tomar las decisiones a favor de lo que, sabemos, garantizará por muchos años la salud y el bienestar de miles de familias.

Cuente con mi apoyo irrestricto, el de mi gobierno y el de los habitantes que están esperando una respuesta a una demanda que, sabemos bien, es factible y prioritaria: agua suficiente para el consumo humano y la sustentabilidad agrícola de esta bendita tierra a la que tanto debemos.

Señor presidente:

Los laguneros somos gente de bien que amamos a nuestra tierra, gente de trabajo y de mucho esfuerzo, así como también participativa y crítica, así somos, porque de la misma forma hemos enfrentado las dificultades en el devenir histórico.

Le platico, como alcalde de Torreón me tocó desarrollar proyectos de vanguardia para el porvenir de La Perla de La Laguna. En ninguna obtuve todo el consenso, menos de los usuarios o primeros interesados, pero sí el de la población en general.

Puntualizo, por mencionar algunos: el Paseo Morelos, el centro de convenciones, el Centro Cultural y Deportivo La Jabonera, la Línea Verde, entre otros; vaya, todavía como gobernador lo mismo sucedió con el teleférico y aún no terminamos de consensuar otro que está y sigue en pleno debate. Sin embargo, estamos seguros que concluiremos en un acuerdo favorable para todos. 

Mi petición respetuosa además de sumarme a este gran proyecto de Agua Saludable es que durante el proceso de construcción siga prevaleciendo, como hasta hoy, la comunicación con los distintos actores sociales interesados. Sólo mediante el diálogo y el acuerdo entre autoridades, productores y ambientalistas es posible avanzar sin contratiempos.

En la última reunión que celebramos el pasado 26 de julio evaluamos avances y concluimos en importantes acuerdos para la distribución de los derechos de agua con los ejidatarios y en seguir socializando en la construcción de la infraestructura respectiva con todos los actores involucrados, sociales y políticos.

Asimismo, en la parte de Coahuila, con los ayuntamientos tenemos establecida ya una agenda y trazada una ruta de acción que permita dar continuidad a los trabajos con las próximas administraciones municipales.

Tenemos también el compromiso de realizar una campaña permanente para informar a la comunidad de los avances.in duda, será necesario precisar aspectos operativos que incorporen la legítima participación de los productores agrícolas y garanticen el uso eficiente del recurso hídrico con la tecnificación del riego y la mejora en la red de canal.

También se requerirá del seguimiento y transferencia de tecnología para buscar alternativas productivas donde el financiamiento a tasas preferenciales sea un medio ideal que garantice el mejoramiento y la calidad en los productos agropecuarios.

Destaco también que hemos llevado a cabo un gran trabajo entre estado y municipios, con la finalidad de ampliar y mejorar el caudal de agua que abastece las ciudades en la región lagunera de Coahuila.

Hoy tenemos la oportunidad histórica de juntos solucionar una de las principales necesidades que involucran a dos estados. 

Por lo que a mí respecta, siempre estoy dispuesto a colaborar con usted y su gobierno, sobre todo en este tema de abasto de agua, como en cada uno de los asuntos de la agenda actual: salud, atención a la pandemia, reactivación económica, apertura de centros educativos, seguridad pública y desarrollo sustentable.

Señor presidente:

Bienvenido una vez más a esta tierra de gente noble, trabajadora y generosa que día a día entrega lo mejor de sí por el crecimiento de la Comarca Lagunera y de todo México.

Por su atención, muchas gracias.

MODERADOR: A continuación, hace uso de la palabra el director general de la Comisión Nacional del Agua, ingeniero Germán Arturo Martínez Santoyo.

GERMÁN ARTURO MARTÍNEZ SANTOYO, DIRECTOR GENERAL DE LA COMISIÓN NACIONAL DEL AGUA (CONAGUA): Señor presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador; gobernadores constitucionales del estado de Durango, Coahuila, doctor José Rosas Aispuro Torres, Miguel Ángel Riquelme Solís; saludo con gusto a los presidentes municipales, los presidentes municipales en donde se va a recibir el beneficio de Agua Saludable para La Laguna, Francisco I. Madero, Gómez Palacio, Lerdo, Mapimí, San Pedro, Tlahualilo, Torreón, Yesca; saludo también afectuosamente al ingeniero Eduardo Tricio Haro, presidente del Grupo Lala.

También un saludo muy especial a los presidentes de los módulos del Distrito de Riego 017, a los integrantes de organizaciones civiles y ambientalistas, así como a representantes de otros sectores involucrados en el proyecto Agua Saludable para La Laguna.

Amigos y amigas todos.

Hoy participamos en un evento incluyente al que nos convocó el presidente Andrés Manuel López Obrador para informar sobre este proyecto. Es un ejercicio incluyente, como nunca se hizo en la etapa neoliberal. El jefe del Estado nos reúne públicamente con quienes han expresado sus dudas, inquietudes e incluso reclamos a este proyecto que me tocó arrancar siendo director general del organismo de cuenca, Cuencas Centrales del Norte.

Agua Saludable para La Laguna surgió de la preocupación del licenciado López Obrador y en respuesta a la demanda social ante el hecho de que durante décadas la población de esta región se ha abastecido de agua con arsénico.

El derecho humano al agua que esta administración federal ha plasmado en la Constitución implica que las personas reciban el líquido vital en cantidad y calidad suficiente, lo cual es difícil que hoy ocurra en La Laguna.

Para el Proyecto Agua Saludable para La Laguna, la Conagua proyecta una inversión superior a 10 mil millones de pesos. Se busca aprovechar los escurrimientos del Río Nazas para abastecer de agua potable a un millón 600 mil personas de cuatro municipios de Durango y cinco de Coahuila.

Además, nos hemos reunido periódicamente con las comisiones estatales de agua de Durango y Coahuila, así como con los organismos operadores para dar seguimiento al estudio que llevan a cabo los gobiernos estatales para rediseñar las redes de distribución de agua potable.

Este estudio permitirá también generar recomendaciones técnicas para evitar la pérdida de agua a través de las tuberías que distribuyen el agua potable.

Avanzamos también para establecer modelos de convenio por medio de los cuales Conagua entregará el agua saludable en bloque para que los estados fijen el mecanismo de entrega a los organismos operadores en los nueve municipios.

Cuando funcione en su totalidad el sistema de distribución del proyecto, será un compromiso de los municipios y organismos operadores cancelar cerca de 160 pozos que hoy abastecen de agua potable con contenidos de arsénico por arriba de lo que marca la Norma Oficial Mexicana.

Además, como resultado de estudios de Conagua y de los gobiernos de Durango y Coahuila, se ha observado el agotamiento de los pozos y se estima que su producción tiene una vida útil de 36 años.

Paralelamente al proyecto Agua Saludable para La Laguna, la Conagua, como parte de sus facultades, tiene la obligación de cancelar los pozos irregulares que propicien la sobreexplotación del acuífero principal de esta Comarca Lagunera.

Estamos abiertos a recibir todas las denuncias ciudadanas relacionadas con los aprovechamientos irregulares.

Es importante decir que Agua Saludable para La Laguna es un proyecto integral en el que se trabaja de forma coordinada con los gobiernos estatales y con los organismos operadores para reducir la importante cantidad de fugas mediante el rediseño de la red de agua potable de los nueve municipios.

Pero también trabajamos con el Distrito de Riego 017, con cuyos presidentes de módulos tuve el gusto de reunirme hace apenas unos días, junto con el secretario de Agricultura, Víctor Manuel Villalobos, para explorar mecanismos que impulsen la tecnificación y modernización del riego.

Con la finalidad de ahorrar agua de riego y fomentar la productividad, se ha realizado un diagnóstico para ver la factibilidad de implementar el riego por goteo y hemos convenido con algunos módulos del Distrito de Riego 017 establecer un sitio para impulsar esta tecnología en el cual se regarán dos mil 362 hectáreas con una inversión casi de 319 millones de pesos en una primera etapa.

Estamos seguros de que los resultados serán positivos y nos permitirán ampliar el uso de esta tecnología en muchas más hectáreas del Distrito de Riego 017.

Es claro que los agricultores desean que también se trabaje en rehabilitar y mantener los canales de distribución de agua para riego. Por tal motivo, hemos iniciado el mantenimiento de canales con una inversión superior a los 42 millones de pesos.

En la reunión con el secretario de Agricultura, los usuarios solicitaron a Conagua maquinaria y equipo para nivelación de tierras de labranza. Para ello, buscamos recursos que permitan atender esta demanda; por ejemplo, ya adquirimos y están por entregarse una motoconformadora y un camión de volteo para el módulo de San Jacinto, así como para otros módulos.

Hemos atendido también las dudas de organizaciones ambientalistas que exigen la defensa del Cañón de Fernández. A ellos he dicho y hoy reitero que nos une el interés de conservar esa área natural protegida y por eso hemos sido cuidadosos de que no se proyecte ninguna obra en la zona núcleo del Cañón de Fernández.

El trazo del proyecto que se contempla dentro del área protegida es dentro de la zona de amortiguamiento y sobre derechos de vía de la propia federación.

¿Qué significa eso?

Que, como en toda área protegida, existe una división del área en diferentes zonas, cada una de las cuales establece las actividades permitidas y prohibidas a su interior.

En ningún momento hemos planteado construir dentro de la zona núcleo del Cañón de Fernández, a pesar de lo cual, existe un juicio de amparo incluso antes de que la obra inicie.

Igual que ayer lo hice en Guadalajara, en otros proyectos en el que está involucrada la Comisión Nacional del Agua, hoy retomo el postulado del presidente López Obrador, de que no se hará nada por la fuerza, sino con base en la razón y el derecho.

Estoy seguro de que la mejor de las soluciones para la población es el proyecto Agua Saludable para La Laguna.

Hoy hago una invitación a la sociedad para que tome en cuenta que de la implementación de este proyecto depende antes que nada asegurar el agua en cantidad y calidad que la población requiere; pero les llamo también a reflexionar que de este proyecto depende también una buena medida el desarrollo económico, social y ambiental de esta gran región.

Aprovecho el ejercicio de diálogo al que nos ha llamado el presidente, hagámoslo con responsabilidad, con argumentos basados en criterios técnicos y científicos. Privilegiemos la salud y el derecho humano al agua.

Muchas gracias.

MODERADOR: A continuación, se proyectará el video Agua Saludable para La Laguna. 

(INICIA VIDEO)

VOZ MUJER: Durante décadas, la población de La Laguna consumió agua con alta concentración de arsénico. Las opciones para atender el problema no han funcionado y ha aumentado el agotamiento de zonas con agua potable.

Por ello, el Gobierno de México, a través de la Conagua, lleva a cabo el proyecto Agua Saludable para La Laguna. El objetivo es aprovechar aguas superficiales del río Nazas y reemplazar la que se extrae de pozos contaminados, además permitirá recuperar el nivel del acuífero principal al suspender la extracción de pozos.

Dicha agua beneficiará a más de un millón 600 mil personas de nueve municipios de Durango y Coahuila. Se trata de un gran proyecto a la altura de lo que demandan los habitantes de La Laguna.

La derivadora y planta de bombeo se ubicarán a orillas del canal San Jacinto, en una zona que ya está impactada por actividades humanas. Las líneas de conducción correrán a lo largo de derechos de vía existentes con el fin de evitar afectaciones a la población y mitigar impactos ambientales.

Todas las obras se realizarán fuera de la zona núcleo del Cañón de Fernández que, lejos de resultar afectado, recibirá beneficios ambientales al incrementarse el caudal de agua que correrá a su interior.

El programa Agua Saludable para La Laguna no dañará el entorno ambiental del área natural protegida, además se generarán ahorros de agua en los municipios y en la agricultura, se identificarán fugas y se harán mejoras en las líneas de distribución, así como en la medición de caudales.

En el Distrito de Riego 017 se impulsará la tecnificación y modernización del riego y temporal tecnificado.

Con Agua Saludable para La Laguna se abastecerá de agua potable a la población en cantidad y calidad suficiente, asegurando el cuidado al ambiente.

Agua Saludable para La Laguna es por ti, por tu familia, por tu salud. 

(FINALIZA VIDEO)

MODERADOR: Estimado público, escuchemos el mensaje que nos dirige el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR:Amigas, amigos de La Laguna, productores, representantes de los sectores productivos de La Laguna, ambientalistas, autoridades municipales, ciudadanos gobernadores:

Nos da mucho gusto estar de nuevo aquí, en Lerdo, para hablar sobre este proyecto, que es muy importante porque se trata de la salud de la gente, de nuestra generación y de nuestros hijos, nuestros nietos, de los que vienen detrás de nosotros.

Y la salud es un derecho humano fundamental, está por encima de cualquier interés económico, mercantil, comercial, productivo; está por encima del progreso, porque progreso sin justicia es retroceso.

Para que nos ubiquemos de qué se trata, ustedes saben muy bien cómo se han generado siempre -como lo mencionó el gobernador de Coahuila- polémicas sobre distintos asuntos: el problema agrario en La Laguna, la minería y el agua, desde el siglo XIX, el agua del Nazas, de los de arriba del Nazas y los de abajo, pero ahora sobre este asunto del agua ya tenemos que tomar una decisión porque, la verdad, seguir como se está actualmente es perjudicial, es muy irresponsable el que se sigan sobrexplotando los acuíferos y se extraiga agua con arsénico, que produce cáncer y que les quita la vida a niños, niñas, adultos. Es de las zonas del país con más enfermedades de este tipo, no sólo por el agua, también por la minería.

Entonces, podemos ahora resolver este problema de fondo con esta acción de agua sana, limpia, para el consumo doméstico. Lo podemos hacer entre todos, hay voluntad del gobierno que encabezo y tenemos los recursos.

Sin embargo, hay oposición, que la consideramos legítima, pero queremos convencerlos, persuadirlos de que sería lamentable que no se pudiese llevar a cabo este proyecto, cuando menos en el tiempo que yo esté en el gobierno, porque se va a requerir, se va a necesitar, y si no es ahora, luego con otras circunstancias, con otros gobiernos, va a tener que realizarse un proyecto con estas características.

Vengo a decirles que no hay afectación al medio ambiente, que no haríamos nada que afectara el medio ambiente, lo tenemos estudiado, analizado.

Segundo, que no se quedarían sin agua los productores, porque se les va a respetar su dotación; y no sólo eso, se va a invertir para tecnificar las tierras de riego.

Vamos a destinar fondos con ese propósito, ya lo estamos haciendo y se va a ampliar para, con menos agua, producir lo mismo o más que lo actualmente se produce.

En tercer lugar, esta obra va a implicar también reparar todo el sistema de conducción de líneas de agua en pueblos, en ciudades, en los nueve municipios para evitar fugas y aprovechar mejor el agua.

Eso va a requerir inversiones, está contemplado hacerlo en el proyecto, de modo que no hay afectaciones.

También yo entiendo de que en otros tiempos o en otras circunstancias había la desconfianza de que unos acaparaban el agua y dejaban sin agua a la gente, que sólo los influyentes podían tener agua y acapararla.

Eso ya no sucede, ya no son esos tiempos, ya no es el tiempo en que el gobierno estaba secuestrado, tomado al servicio de minorías; ahora el gobierno que represento es un gobierno del pueblo y para el pueblo, mi único amo es el pueblo. No soy un sirviente de potentados, soy presidente de México, represento a todos, a ricos y a pobres y tengo como encomienda no permitir injusticias, luchar siempre por la igualdad.

Les digo esto porque vamos a cuidar de que no haya privilegios en el uso del agua, vamos a cuidar que no haya huachicol con el agua, voy a estar pendiente y vamos a evitar esos abusos.

Entonces, vengo a decirles que es un buen proyecto para beneficio de todo el pueblo, no se perjudica a nadie, es de los proyectos más nobles que pueda haber.

Hay proyectos en donde sí se sacrifican, se perjudican algunos en beneficio de otros. A veces, por beneficiar a la colectividad, a una mayoría, se perjudica o se afecta a minorías, porque siempre tiene que prevalecer el interés general, el interés colectivo por encima de los intereses particulares o de grupos por legítimos que sean, pero en este caso no se perjudica a nadie y sí nos beneficia a todos.

Entonces, vengo a pedirles que nos ayuden porque, pónganse en mi lugar, estamos iniciando esta obra, yo no quiero heredar obras inconclusas a los nuevos gobiernos, no quiero que a los nuevos gobernantes les pase lo que a nosotros nos sucedió, que recibimos cientos de obras en proceso, inconclusas, que estamos terminando y que hay algunas que de plano no las vamos a poder continuar, hospitales que hicieron en barrancas, que estando todavía en obra negra ya se partieron, entonces, cómo vamos a continuar con esas obras.

Pero sí otras las tenemos que terminar. Por ejemplo, encontramos en proceso el Tren Toluca-Ciudad de México, que estimaron que iba a costar 30 mil millones y va a significar una inversión de 90 mil millones, pero ni modo que lo dejáramos como lo encontramos, lo tenemos que terminar.

Bueno, yo no quiero que esta obra la iniciemos y quede inconclusa y que además derrochemos presupuesto, que es dinero del pueblo, pero también eso es otra cosa que tenemos que ir asimilando, internalizando. El presupuesto no es dinero de los funcionarios, es dinero del pueblo, no es dinero del gobierno, es dinero de todos.

Durante mucho tiempo prevaleció la idea de que no era dinero de los ciudadanos y que si una obra quedaba sin terminar o mal hecha, o se robaban el dinero o cobraban más de la cuenta, pues a nadie le importaba; al contrario, ese era el modelo que querían que se impusiera, el algunos casos se llegó a plantear que los hijos estudiaran para que cuando fuesen grandes se parecieran o fueran como los más grandes corruptos. Era triunfar a toda costa, sin escrúpulos morales de ninguna índole, porque el que no transaba, no avanzaba, se decía que la moral era un árbol que daba moras y que político pobre, pobre político.

Afortunadamente, no pudieron acabar con nuestro país, no pudieron con toda esa podredumbre aplastar la moralidad y la honestidad de nuestro pueblo, que resistió porque en nuestro pueblo hay una gran reserva de valores culturales, morales, espirituales. Pero hubo toda una guerra para someter al pueblo con esa idea perversa del individualismo, de lucro. No lo lograron afortunadamente.

Entonces, estamos iniciando una etapa nueva donde queremos purificar la vida pública, moralizar al país. Entonces, no es derrochar el dinero, es cuidar el presupuesto, yo soy un guardián de los dineros del pueblo.

Entonces, me preocupó mucho cuando me dijo el ingeniero Germán que ya se habían amparado y que se había parado la obra. Dije: No, tengo que ir a ver de qué se trata y hablar con la gente.

Ayer hice algo parecido en Jalisco. Empezaron a construir una presa desde hace 15 años, terminaron la presa con protestas de la gente porque la presa, como estaba diseñada, iba a inundar a tres pueblos, pero le siguieron, porque también antes lo que importaba era el dinero, el moche, el soborno, lo que entregaban las compañías constructoras para obtener estos contratos, no les importaba la gente, no les importaba de que se generara un conflicto social o ambiental. Y ayer fui a eso.

Afortunadamente, Germán hizo un planteamiento porque él es un buen técnico en donde ya no se está contemplando el proyecto original, que significaba una cortina de 105 metros, sino dejar la cortina a 80 metros y ya no se inundan los tres pueblos, y se aprovecha lo que ya está construido.

¿Saben cuánto cuesta lo que se construyó?

Seis mil millones de pesos. 

Ya le fuimos ayer a proponer esta alternativa a la gente, ya no se van a inundar porque, con razón, no es nada más que se inundan sus casas o ellos tienen que mudarse; son sus muertos, son sus templos.

Se buscó esta alternativa y ahora estoy aquí por lo mismo, porque aquello lo iniciaron otros.

Podríamos echarles la culpa: ¿por qué no consultaron?, ¿por qué no preguntaron, para no equivocarse? Pero esto lo estamos iniciando nosotros, aquí tenemos más responsabilidad.

Y si ya empezaron los amparos, entonces no vamos a poder terminar la obra. ¿Ustedes creen que yo voy a confiar en el Poder Judicial? No me estoy chupando el dedo; desgraciadamente, el Poder Judicial está podrido. Hay honrosas excepciones, para no generalizar; pero jueces, magistrados, ministros, están al servicio de los grupos de intereses creados y tienen una mentalidad muy conservadora, ultraconservadora.

Si tuviésemos un Poder Judicial confiable, yo diría: No hay problema, vamos al litigio, vamos a demostrar de que no hay afectaciones, pero no. Nos metemos en eso, nos entrampamos, nos presentan una denuncia y luego otra, y otra y otra y se nos va el tiempo, y es una táctica dilatoria y no se hace la obra, ya hay hasta licitaciones en este caso.

Entonces, ¿qué les pido?, ¿a qué vengo?

Pues a que nos ayuden y que decidamos entre todos.

Y es más honesto decir: no se va a poder; y utilizamos los recursos para otras necesidades, y no meternos en algo que nos vaya a afectar, no caer en una trampa, porque hay gente que está dedicada a la politiquería.

Y en todo esto hay mucha hipocresía también, de quienes dicen: ‘Sí apoyamos, cómo no’, pero al mismo tiempo están sonsacando o cuchileando a que haya oposición o que se pongan trabas o que se promuevan amparos. Un doble discurso, una doble moral. 

Entonces, ya no estamos para eso. Que podamos llegar a un acuerdo entre todos de que vamos a ayudar, convencer a quienes han presentado estos amparos que los retiren; si no los retiran, no se va a hacer la obra, así de claro. 

Entonces, les propongo que nos demos un tiempo, que los gobernadores de Durango, de Coahuila nos ayuden con Germán, con los presidentes municipales, los de las asociaciones de productores, los mismos ambientalistas, todos, que se lleve a cabo un debate ordenado, que se escuche a todos, que se informe bien, y que, después de un plazo razonable, que decidamos entre todos.

En ese tiempo de debate, de aclaración, de información, que se vayan haciendo compromisos. Todos los planteamientos que tengan los campesinos que sean viables, es decir, justos para mejorar en su actividad productiva con recursos, con tiempos de ejecución, yo los apoyo, yo los respaldo, me representaría el ingeniero Germán Martínez Santoyo.

Y les propongo que, para finales de septiembre, iba yo a decir un mes, pero va a ser el 15 de septiembre, dentro de un mes, pensemos a finales de septiembre o a principios de octubre, un domingo igual, así, como estamos, ya que participen todos, se organicen y cada uno tome la palabra de acuerdo a lo que se resolvió y ya decidimos aquí entre todos, si les parece.

Sí tendrían, tendríamos que tener para entonces ya resuelto lo de los amparos porque, si no, no nos alcanza el tiempo y no voy a ser -se los digo con toda la claridad- rehén de nadie. El presidente de México no puede ser rehén de personas o de grupos por poderosos que sean, por influyentes que sean, por combativos que sean.

Siempre debe de prevalecer la justicia en todo caso, la justicia y la verdad, que nos va a hacer libres siempre.

Entonces, les propongo que ya sea el último domingo de septiembre -no sé si tengan por ahí un calendario- o el primer domingo de octubre. ¿3 de octubre, les parece, domingo, nos vemos aquí a la misma hora? Y antes de eso, que Germán y los dos gobernadores lleven a cabo todas las consultas y escuchen a todos.

Eso es lo que puedo yo proponer para este asunto.

Y me dio muchísimo gusto estar aquí de nuevo en La Laguna, agradecerles por asistir a esta asamblea.

No voy a poder establecer diálogo con todos, porque no terminaríamos. Es mejor que se ordene un mecanismo para que todos sean escuchados, todos sean escuchados y ya venga el 3 de octubre por los resultados y ya me digan en qué quedamos, si vamos para adelante o no es posible llevar a cabo el proyecto.

Sí, insisto, me gustaría que para el día 3 de octubre ya no estuviesen vigentes o en proceso, en curso esos amparos porque, si están losamparos, aunque aquí se diga ‘no hay problema, vamos adelante’, no. El día 3 de octubre no hay amparos y hay acuerdo, y vamos para adelante; si hay amparos y no hay acuerdo, como amigos siempre vamos a quedar, siempre como amigos, de ninguna manera como enemigos, ni mucho menos como adversarios, vamos hacia adelante.

Pero espero comprendan mi situación. Yo tengo que actuar con responsabilidad, en beneficio de todo el pueblo de México.

Muchas gracias.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es sociedad.png