Análisis

[Crónica capitalina] Caray, qué complicado se ha vuelto la vida

Por Regino Burrón Tacuche

¿Qué nos está pasando?

Llegué temprano para reunirme con un amigo en un restaurante de la colonia Roma.

Calle de la Colonia Roma | @SociedadN_

Vi mi reloj y pensé que me daba tiempo para ir a realizar un depósito.

Me asomo a los cajeros automáticos y “chin” no hay para hacer depósitos.

Así que me dirijo al acceso de la institución bancaria un joven muy amable con careta, pistola para medir la temperatura y gel en otra mano me dice:

Con su teléfono tiene que copiar el QR y sacar su turno.

El acceso es infranqueable, pues hay una cinta roja que impide el acceso y del otro lado el empleado bancario 

Así que resignado saco mi teléfono e trato copiar el código QR. Finalmente y tras varios intentos de acceso a la aplicación.

Pero oh mi sorpresa. 

Me pide mi nombre completo, la sucursal en donde me encuentro, el tipo de transacción que voy a realizar y mi correo electrónico.

En ese momento pensé: hubiera ido al OXXO.

Tienda de conveniencia | @SociedadN_

Una vez que regalo mis datos al banco, me permiten el acceso y me dicen que espere, me atenderán en la caja cuatro.

Me resigno y tomo asiento.

Las cajas están vacías, no hay clientes formados 

Espero cinco, diez minutos, tomo valor y me aproximó a la caja cuatro para decirle que tengo el turno C 18.

La chica, malhumorada, me dice que va hacer. 

Explico el motivo de mi presencia y después de dictarle el número de cuenta, realizó la transacción.

Salgo del banco pensando: Caray, qué complicado se ha vuelto la vida. ¿Será la pandemia? o que ya no hay manera de ser una persona anónima.

Camino a mi cita y me llama mi amigo y me dice que va retrasado 30 minutos 

Bueno, mi próxima reunión  es a las tres de la tarde, así que camino más tranquilo y me tomo una de esas tiendas departamentales ubicada en la calle de Colima.

Tengo la intención de ingresar para husmear y ver qué me gusta.

Me aproximé al acceso y un policía me mira fijamente desde que comienzo a caminar hacia la entrada.

En el otro extremo hay una persona con bata blanca -me pregunto- ¿Será un doctor? WOOW que lujo tener a un profesionista en una puerta.

Me mira y apunta su pistola hacia mí para medir la temperatura y desisto ingresar, vaya que complicado se ha vuelto la vida.

Cajero automático bancario | @SociedadN_