¿Hay costos ocultos del pago «sin intereses»?

Gabriela Díaz | Reportera                                                 

Las opciones de compras a crédito “sin intereses” en México es de 670,000 millones de pesos al año, lo que representa un incremento de hasta 20 veces respecto al primer trimestre de 2020 dijo Edgar Schwartz, director de Solventium, reparadora de crédito.

“El comprar ahora y pagar más tarde (BNPL), permite a los minoristas aumentar las ventas, mientras que los compradores obtienen préstamos sin intereses siempre que realicen los pagos a tiempo. Sin embargo, su uso resulta imprudente”, dijo el directivo.

Esta forma de servicios financieros en rápida expansión, relativamente nueva y en gran medida no regulada, afecta sobre todo a consumidores jóvenes ubicados en áreas pobres que transfieren uno o más de estos pagos «sin intereses» a tarjetas de crédito, con lo que incurren en tasas de interés anuales de hasta el 20 por ciento.

Asimismo, emplear tarjetas de crédito para pagar por comprar ahora y pagar cuotas posteriores aumentó más de veinte veces en México en los últimos tres años, dijo el director de Solventium.

Resulta común que los titulares de tarjetas de crédito del Reino Unido carguen transacciones BNPL a su tarjeta de crédito: el 19.5 por ciento de las tarjetas de crédito activas en diciembre de 2021 tuvieron al menos una transacción de una empresa BNPL en su tarjeta de crédito durante 2021, según un estudio de la Fintech Cash Cash Préstamos.

Así, “los titulares de tarjetas pueden pagar la deuda con deudas y con una deuda BNPL de cero por ciento de interés, potencialmente se conduce a una espiral de deuda que incurre en tasas de interés de tarjetas de crédito de 20 por ciento», menciona Shwartz.

Un prestamista BNPL informó que menos del 10 por ciento de sus clientes pagan con tarjeta de crédito, pero esta cifra puede ser más alta para algunos prestamistas de México, de acuerdo a un estudio de Solventium.

Al mismo tiempo, se detectó que es más común entre los consumidores jóvenes y aquellos en áreas más pobres mover los pagos de BNPL a tarjetas de crédito. Estos consumidores pueden ser los más vulnerables, dijo el director de la reparadora de crédito.

Ahora, aunque las compras individuales de BNPL suelen ser por pequeñas cantidades, con un valor medio de una cuota de BNPL de 320 pesos, por ejemplo, se suman rápidamente con múltiples cuotas y compras repetidas.

Los investigadores encuentran que durante 2021, entre las personas que transfirieron cualquier pago de BNPL a sus tarjetas de crédito, el valor medio de sus transferencias fue de 3,500 pesos, de acuerdo al director de Solventium.

“La duda ahora es cómo supervisar BNPL, que en su mayoría no está regulado, y pueda alentar a los consumidores a gastar más allá de su capacidad de pago”, aseveró Shwartz. –sn–

Tarjetas de crédito | @SociedadN_

¡Conéctate con Sociedad Noticias! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.