Personas en el campo

El campo mexicano debe recobrar su función prioritaria: UNAM

Por Gabriela Díaz | Reportera                                         

Disminuir la inflación que hoy afecta a nuestra nación y al orbe no depende de la voluntad de un gobierno, sino de los dueños del capital y de los productos; es decir, de los intermediarios que dan prioridad al costo de la ganancia, esa es una ley del capitalismo que no cambiará de la noche a la mañana,

Así lo afirmó el académico del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc), de La Universidad Nacional Autónoma de México (ANAM), Arturo Ortiz Wadgymar, quien dijo que más que plantar árboles, es indispensable sembrar maíz, frijol arroz y otros alimentos de primera necesidad que nuestro país importa actualmente, porque es tan importante la producción de granos básicos, como de petróleo y energía eléctrica. Se requiere darle al campo su papel prioritario.

Al participar en la “Mesa redonda: Informe del Banco de México 2022. El reto de la inflación”, coordinada por Gerardo Minto Rivera, señaló que la crisis económica y la inflación que hoy se viven en el orbe, como consecuencia de la pandemia de coronavirus, y también del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, generaron una escalada en los precios de diversas materias primas como petróleo y gas, así como en granos básicos como trigo y maíz, e insumos agrícolas, por ejemplo  fertilizantes.

El proceso de inflación se debe, agregó principalmente, a que la nación depende en alto grado de las importaciones de insumos debido al libre comercio que aplicaron los gobiernos mexicanos anteriores, basados en la teoría Ricardiana; es decir, “para qué hacer en el país lo que se puede conseguir más barato en el exterior”.

Hoy estamos pagando esa afirmación que algunos defienden, incluso hay quienes consideran que para poder seguir importando es necesario solicitar un préstamo al exterior.

Existen estimaciones de que la inflación podría rebasar 10 por ciento, con un crecimiento del producto interno bruto (PIB) inferior a 2 por ciento, lo que significaría que estamos dentro de lo razonable; incluso podría ser de 1.5 por ciento, refirió Arturo Ortiz.

La disputa por el poder que podría desatarse hacia finales del año, el Tratado entre México Estados Unidos y Canadá, además del problema de los amparos contra las obras que realiza el gobierno, serán factores que obstaculizarían el crecimiento del PIB en nuestro país. –sn–

Personas en el campo

¡Conéctate con Sociedad Noticias! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.