Opinión | Sociedad | Médicos “patito” a prisión

Por José Víctor Rodríguez Nájera*

La suerte de dos “profesionales” de la salud cuelga de un hilo muy delgado. Se trata de Cuauhtémoc Márquez Espriella y de su colega Enrique Wolpert Barraza quienes fueron pillados por autoridades federales al emitir “certificados” de una especialidad profesional inexistente.

Los supuestos profesionales de la salud se autodenominaron presidir el “Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (CMCPER)” y el “Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas (Conacem).

Ambas entidades, usufructuaban con cantidades millonarias para obtener una supuesta “certificación” y que médicos generales pudieran ejercer una “especialidad” de cirugía plástica, estética y reconstructiva, que no existe en el ámbito médico profesional.

Tras una serie de denuncias en contra de Márquez Espriella y Wolpert Barraza ante la Fiscalía General de la República (FGR), se abrió la carpeta de investigación ministerial 6271/2021 y, en la víspera, ambos presuntos “médicos” fueron arrestados.

Dicha investigación ministerial arrojó que la supuesta “especialidad de cirugía plástica, estética y reconstructiva”, no está reconocida por la Secretaría de Educación Pública (SEP), y mucho menos existe alguna certificación oficial.

Por si fuera poco, la misma dependencia que dirige Delfina Gómez Álvarez dio a conocer que dicho Consejo y Comité (CMCPER – Conacem) no son instituciones de educación de ningún nivel educativo, ya que carecen del Reconocimiento de Validez Oficial (Rvoe).

Por este motivo, decenas de personas agraviadas ya han presentado las denuncias penales en contra de estos supuestos médicos -y quien resulte responsable- por presuntos actos de corrupción, delincuencia organizada y contubernio con las autoridades federales, de manera particular las de salud.

Funcionarios cercanos al fiscal Alejandro Gertz Manero afirmaron a este reportero que los presuntos delitos sólo se pudieron consumar con la ayuda de autoridades federales de administraciones pasadas que recibieron toneladas de billetes a cambio de encubrir estas tropelías.

No está por demás decir que, miles de personas han puesto su vida en riesgo (muchas de ellas la perdieron) mientras que otras más han sufrido lesiones irreparables a su salud, al poner en las manos de profesionales de dudosa procedencia su propia salud y bienestar.

Las investigaciones continúan aún, pero se espera que pronto, muy pronto, logren caer personajes que en su momento fueron partícipes de la vida pública nacional, ya que lesionaron una garantía que el Estado mexicano está obligado a velar, el derecho humano a la salud.

Por otro lado, se sabe que el médico que hizo esta denuncia y no se detuvo hasta conseguir que se aprendieran a estos dos personajes, ha recibido amenazas de muerte; pero confiamos en que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, que dirige Rosa Icela Rodríguez, ponga en sus manos la seguridad de este verdadero profesional de la salud.

Esta noticia cae como respiro a la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que en los últimos días ha formalizado garantizar a la ciudadanía que carece de servicios de salud — la mitad de la población— un servicio completo de atención médica completa y sin costo.

Punto Cero

Ante los más de 2 millones de fraudes cibernéticos que se reportaron en México en los últimos meses, los expertos concuerdan que es necesario que las instituciones opten por métodos de seguridad más robustos, sin que afecten la experiencia del usuario. David López, vicepresidente de ventas para Latinoamérica de Appgate, empresa de ciberseguridad, opinó que los nuevos procesos de ciberseguridad deben centrarse en la experiencia del usuario y evitar estos eventos.

* Periodista mexicano | @JoseVictor_Rdz

¡Conéctate con Sociedad Noticias! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.