Opinión | Sociedad | La protección civil como cultura

Por José Víctor Rodríguez Nájera*

A 37 años de que la ciudad de México -antes Distrito Federal- fuera azotada por un movimiento telúrico que provocó la pérdida de miles de vidas, otras más de lesionados y un sin número de afectaciones materiales, la cultura de la protección civil se ha desarrollado hasta nuestros días para nuestro beneficio.

En aquella época, contábamos con autoridades -de los tres niveles de gobierno- sin experiencia en estos temas; sin embargo, gracias a la ayuda -particular- de la cultura japonesa, en México hemos profundizado, incluso a nivel de ciencia, la protección civil.

Del gobierno de Japón, recibimos asesoría, tecnología y dinero para desarrollar un lugar especializado para prevenir desastres, de la mano de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que hoy conocemos como Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

De científicos de todo el mundo, de manera particular de Israel, obtuvimos asesoría para instaurar un sistema tecnológico para alertar a la población de la zona centro sobre algún movimiento telúrico, registrado, de manera particular en alguna costa del territorio nacional.

Hoy tenemos unidades académicas especializadas en materia de protección civil, por ejemplo, la Escuela Nacional de Protección Civil de Chiapas donde se ofrece, incluso, postgrado en estos temas; también equipos robustos, como el desarrollado en Jalisco, que no sólo mantiene un equipo tecnológico de punta, sino que toma en serio la capacitación de su personal.

La esencia de la protección civil es mitigar -de forma integral- las situaciones de riesgo de manera previa, durante y después de algún hecho de emergencia, que pudiera ser provocado por la naturaleza o de manera artificial, por el ser humano.

Desde luego, a 37 años de distancia también existen acciones que hay que superar en esta delicada materia, que se traduce en preservar la vida e integridad de las personas. Por ofrecer algunos ejemplos, hay gobiernos que menosprecian esta área de trabajo en las acciones de gobernanza.

El imponer a familiares o personas que desconocen de la temática, sólo para cubrir la vacante gubernamental, provoca no sólo actos de corrupción en la administración pública, sino una violación flagrante a los derechos humanos al poner en riesgo la vida y la integridad de los ciudadanos.

Hoy, también tenemos que reconocer el avance de la tecnología; en cada equipo telefónico celular de última generación tenemos información de manera inmediata, de cualquier parte del mundo y desde -casi- cualquier plataforma. La alerta de algún evento de emergencia, como un sismo, está al alcance de la mano.

Pero también este dispositivo de manera esporádica podría resolver la ausencia de alguna persona, gracias a los servicios de localización en tiempo real (GPS); de un sismo o de una acción de emergencia como un accidente o, incluso, un evento delictivo.

Sin duda alguna, autoridades, ciudadanos y empresas, tenemos una tarea extraordinaria para permear la gobernanza de la protección civil a todos los niveles de gobierno en todos los hogares y en todas las empresas.

Punto Cero

La embotelladora Arca Continental y Coca-Cola firmaron un acuerdo de largo plazo para ampliar la relación entre ambas empresas y abarcar cuatro mercados, que son México, Ecuador, Argentina y Perú. La empresa con base en Monterrey mencionó que, además de alinear los principales aspectos económicos de la relación comercial, seguirá impulsando nuevas vías de crecimiento rentable, así como desplegar mejores iniciativas digitales en AL.

* Esta columna se publicó de manera original en el diario ContraRéplica.

* Periodista mexicano | @JoseVictor_Rdz

¡Conéctate con Sociedad Noticias! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Síguenos enGoogle News