Pide Benjamín Robles detener el peligro latente de una guerra nuclear

Llama Benjamín Robles a detener el peligro latente de una guerra nuclear

Por Gabriela Díaz | Reportera

En el marco del “Tercer Seminario Internacional por la Paz Global”, el diputado Benjamín Robles Montoya, vicecoordinador del grupo parlamentario del PT, hizo un llamado a los legisladores del mundo a conjuntar esfuerzos para detener el peligro latente de una guerra nuclear.

En un comunicado, subrayó que si no se detiene el actual conflicto en Ucrania, por medio de una solución negociada, éste puede derivar una confrontación con armas nucleares entre ese país, Rusia, Estados Unidos y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El legislador reiteró la postura neutral y a favor de la paz por parte de México; sin embargo, consideró necesario evitar la demora en la apertura al diálogo entre los involucrados, toda vez que la situación estratégica se ha vuelto mucho más peligrosa, por lo que es urgente darle salida a este enfrentamiento.

“El reciente incidente en Polonia, demuestra lo cerca que hemos llegado al borde del precipicio de una guerra nuclear.

«Por lo tanto, es imperativo que, desde todas las naciones del planeta, alcemos nuestra voz; no la voz de una nación, ni de varias, sino de la humanidad, por la paz y contra la guerra nuclear. Es un llamado urgente. ¡Paremos este peligro!”, sentenció.

Apuntó que se publicó una carta, firmada por legisladores y exlegisladores, donde se hace este exhorto a todos los colegas del mundo para unirse a este esfuerzo e impulsar una nueva arquitectura internacional de seguridad y desarrollo que garantice el bienestar y progreso de todas las personas del planeta.

Aseveró que la nueva arquitectura de seguridad debe basarse en el reconocimiento de que todas las naciones soberanas tenemos intereses válidos de seguridad y respetarlos no significa atacar ni someter derechos ajenos.

Enfatizó que si se sigue actuando como solían hacer las potencias modernas, especialmente en momentos de crisis económicas y decadencias, como el actual, se corre el peligro de provocar la extinción del género humano. –sn–