Cibercriminales apunta a usuarios de Android con falsas apps de VPN: ESET

Grupo cibercriminal apunta a usuarios de Android con falsas apps de VPN

Por Martín García | Reportero

El equipo de investigación de ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, identificó una campaña en curso dirigida a los usuarios de Android y que lleva adelante el grupo de APT Bahamut.

Esta campaña ha estado activa desde enero de 2022 distribuyendo aplicaciones maliciosas a través de un sitio web falso de SecureVPN que ofrece descargas apps de Android. Aunque el malware empleado a lo largo de esta campaña utiliza el nombre SecureVPN, no tiene asociación alguna con el servicio y el software multiplataforma legítimo SecureVPN.

Hallazgos clave de ESET:

El objetivo principal de las modificaciones realizadas a la aplicación es extraer datos confidenciales de la víctima y espiar activamente las aplicaciones de mensajería que utiliza.
Se cree que los objetivos apuntados por los actores maliciosos son elegidos cuidadosamente, ya que una vez que se inicia el spyware Bahamut, solicita una clave de activación antes de que se pueda habilitar la funcionalidad de VPN y spyware. Es probable que tanto la clave de activación como el enlace del sitio web se envíen a usuarios específicos.

Se desconoce el vector de distribución inicial (correo electrónico, redes sociales, aplicaciones de mensajería, SMS, etc.).

La aplicación utilizada son versiones troyanizadas de dos apps de VPN legítimas, SoftVPN u OpenVPN, que se volvieron a empaquetar con el código del spyware Bahamut, el cual fue utilizado en el pasado por el grupo Bahamut.

ESET identificó al menos ocho versiones de estas aplicaciones parcheadas maliciosamente con cambios de código y actualizaciones disponibles a través del sitio web de distribución, lo que podría significar que la campaña recibe mantenimiento.

El equipo de investigación de ESET descubrió al menos ocho versiones del spyware Bahamut.

El malware se distribuye a través de un sitio web falso de SecureVPN bajo la forma de versiones troyanizadas de dos aplicaciones legítimas: SoftVPN y OpenVPN. Estas aplicaciones maliciosas nunca estuvieron disponibles para descargar desde Google Play.

El malware tiene la capacidad de exfiltrar datos confidenciales del equipo de la víctima, como la lista de contactos, mensajes SMS, registros de llamadas, ubicación del dispositivo y llamadas telefónicas grabadas.

También es capaz de espiar activamente los mensajes de chat intercambiados a través de aplicaciones de mensajería muy populares, como Signal, Viber, WhatsApp, Telegram y Facebook Messenger. La exfiltración de datos se realiza a través de la funcionalidad de keylogging del malware, que hace un uso malintencionado de los servicios de accesibilidad.

El grupo de APT Bahamut generalmente apunta a entidades e individuos ubicados en Medio Oriente y en el sur de Asia a utilizando como vector de ataque mensajes de phishing y aplicaciones falsas.

Bahamut se especializa en ciberespionaje, y el equipo de ESET cree que su objetivo es robar información sensible de sus víctimas. Bahamut también se conoce como un grupo de mercenarios que ofrece servicios de piratería a sueldo a una amplia gama de clientes.

La aplicación maliciosa para Android que fue utilizada en esta campaña se distribuyó a través del sitio web thesecurevpn[.]com, que utiliza el nombre, pero no el contenido ni el estilo del servicio SecureVPN legítimo (en el dominio securevpn.com). –sn–