Maratón «Guadalupe – Reyes – Candelaria», en defensa de una sana economía de mercado: Anpec

Maratón Guadalupe – Reyes – Candelaria, en defensa de una sana Economía de Mercado

Por Gabriela Díaz | Reportera

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) hizo un llamado a defender una sana economía de mercado ante la embestida inflacionaria de precios que han resistido en los últimos años los consumidores mexicanos, esta inflación impactará lo precios de las celebraciones del maratón «Guadalupe – Reyes – Candelaria».
Es una realidad que las familias mexicanas pagarán hasta un 30% más de lo que pagaron el año pasado. Esto corre el riesgo de aumentar endeudamiento, pasivos y morosidad, ya que no se contará con el poder adquisitivo necesario para cubrir los gastos de este maratón, por lo que de facto la inflación ya se comió el aumento al salario mínimo del 20% que apenas entrará en vigor el 1 de enero 2023.

El maratón Guadalupe – Reyes – Candelaria significa un gasto para las familias de hasta $10,388.00 en Nayarit, $10,385.50 en Durango, $10,349.55 en Nuevo León, $ 9,891.50 en CDMX, $9,749.50 en Guerrero, $9,471.50 en Puebla, $9,278.00 en Quintana Roo y $9,171.60 en Chihuahua, considerando 10 comensales por evento.

Ante este escenario adverso resulta imperativo sumar a todas las fuerzas vivas de la sociedad en la defensa de una sana economía de mercado. Por lo que Anpec convoca a los organismos intermedios, mundo académico, sindicatos, organizaciones políticas, poderes y niveles de gobierno.

En fin, a todos los actores y sectores de la sociedad a hacer valer una sana economía de mercado como la única vía que nos permitirá ofrecer un mayor y mejor consumo para que las familias obtengan la calidad de vida que merecen y a la que tienen derecho.

Sin embargo no podemos dejar de señalar que se han hecho de manera insistente propuestas de políticas públicas prohibicionistas en distintas entidades del país y a nivel federal que han obstaculizado la actividad comercial y la reactivación económica que tanto necesitamos.

Hemos venido teniendo un verdadero desgaste innecesario, perdiendo tiempo y energía que debiéramos destinar al trabajo productivo. Las prohibiciones comerciales propuestas han buscado por toda las vías impedir la venta de productos de alta demanda creyendo con esto desincentivar su consumo sin lograrlo.

“Los promotores de las prohibiciones comerciales de manera irresponsable no han evaluado el impacto de sus propuestas, ni escuchado razones han sido insensibles a la realidad. Insisten una y otra vez en impulsar prohibiciones comerciales buscándose ver políticamente correctas ante su electorado.

«En honor a la verdad no tan solo no ha disminuido el consumo de estos productos populares, si no al contrario, se ha incrementado confirmando el hecho de que lo que se prohíbe se promueve y termina por consentirse; por lo que Anpec coincide con la postura presidencial de que en México lo único que es prohibido, es prohibir” Comentó Cuauhtémoc Rivera, quien preside la Anpec. –sn–