Beneficia instalación de cosechadores de lluvia a 50 mil hogares de la ciudad de México

Instalación de cosechadores beneficia de lluvia a 50 mil hogares de la ciudad de México

Por Gabriela Díaz | Reportera

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la ciudad de México, a través de la dirección general de coordinación de Políticas y Cultura Ambiental, instaló 50 mil sistemas de Cosecha de Lluvia en hogares que ahora tienen mejor acceso al agua; se estima que cada sistema ha permitido cosechar alrededor de 10 mil litros de agua durante la temporada de lluvias.

Las alcaldías en las que se concentra el mayor número de población beneficiada por el programa Cosecha de Lluvia, que inició desde 2019, son Milpa Alta con 13 mil 396 cosechadores; Iztapalapa con 10 mil 787.

Tláhuac con 8 mil 585; Tlalpan con 6 mil 872 y Xochimilco con 6 mil 404. A estas alcaldías le siguen Gustavo A. Madero con 2 mil 025 instalaciones; Magdalena Contreras con mil 100 hogares; Azcapotzalco con 503 instalaciones y finalmente Coyoacán con 451 instalaciones.

Año con año, más del 65 por ciento de los cosechadores se han colocado en casas lideradas por mujeres, quienes tradicionalmente en el mundo han sido las encargadas de conseguir agua para sus hogares.

El Programa Cosecha de Lluvia contribuye a la construcción de una ciudad sustentable, sana y resiliente, mediante el abastecimiento de agua para uso doméstico como medio alternativo para la población que reside en zonas con alta marginación, de acuerdo con el objetivo estratégico 15 del Plan General de Desarrollo de la ciudad de México Visión 2040.

Recientemente el Gobierno de la Ciudad de México fue premiado por la Agencia Internacional de Medio Ambiente para Gobiernos Locales (ICLEI-Gobiernos Locales por la Sostenibilidad), por implementar estrategias y acciones de mejora en la gestión del agua con el programa Cosecha de Lluvia.

Se trata de un programa que tiene un impacto positivo en 165 mil personas, además, ayuda a disminuir encharcamientos, quitar presión al sistema de distribución y extracción de agua de la ciudad, y con ello eliminar emisiones a la atmósfera que se generan por el uso de energía para el funcionamiento de pozos y para la red de distribución.

La ciudad de México se coloca como una de las ciudades con más cosechadores de lluvia instalados en el mundo, ya que es de las pocas que ha tomado la práctica de cosechar el agua que cae del cielo como política pública para afrontar la escasez de agua y como medida de adaptación ante el cambio climático. –sn–