La precariedad laboral invade la formalidad: Acción Ciudadana Frente a la Pobreza

La precariedad laboral invade la formalidad: Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Por Gabriela Díaz | Reportera                                                       

El hecho de que millones de mexicanos cuenten con un empleo formal no es garantía de que puedan superar su condición de pobreza, afirmó la organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Recordó que los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) al cierre del año pasado, casi la mitad, 45 por ciento de las personas con empleo formal carecen de salario suficiente que les permita dejar de ser pobres; se trata de 9 millones 598 mil personas, casi 10 millones de personas, a quienes el salario mensual no les alcanza para comprar dos canastas básicas.

Así se muestra en el “Reporte temático no 1” que presenta Acción Ciudadana Frente a la Pobreza en la serie “Salarios bajo la lupa”, con base en los datos oficiales del IMSS, dado a conocer hoy. Los principales hallazgos son:

Trabajadores de medianas y grandes empresas

Un dato significativo es que el 53 por ciento de esas 10 millones de personas son trabajadores de medianas y grandes empresas, ya sea en fábricas, almacenes, tiendas departamentales, corporativos o consorcios.

La pobreza y precariedad laboral que se asocia únicamente con la informalidad o el subempleo, también invade en gran medida la economía formal. Las empresas con mayor soporte económico también son fábricas de pobreza.

Esta situación se presenta prácticamente en todo el territorio nacional, en ocho estados (una cuarta parte de las entidades del país) el salario insuficiente afecta a más del 55 por ciento de los trabajadores formales (10 puntos más que el promedio nacional: 45%).

Salario insuficiente

Se trata de Sinaloa, donde afecta al 62.6 por ciento; Guerrero, al 61.7; Oaxaca, 60.9; Durango, 58.5; Chiapas, 56.6; Tlaxcala y Michoacán al 56.2 por ciento y Nayarit, al 55.3.

Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, refirió que es común pensar que el empleo formal garantiza superar la pobreza; sin embargo, es preciso desmitificar esta percepción errónea.

“Hemos insistido a los grupos empresariales que no basta pagar el salario mínimo o poco más, lo mínimo son 8,600, pues si no alcanza para dos personas, no puede ser suficiente para una familia. No puede haber responsabilidad social empresarial si los bajos salarios producen pobreza”, añadió.

Canasta básica insuficiente

Explicó que un ingreso menor al costo de dos canastas básicas es insuficiente para superar la pobreza, pues el tamaño promedio de los hogares en México es de 3.6 personas con 1.6 perceptores de ingreso por hogar. Por tanto, cada perceptor de ingreso tiene poco más de una persona dependiente a su cargo.

“El principio es muy claro: el salario debe ser suficiente para mantener a quien trabaja y a su familia. Así lo establece la Declaración Universal de los Derechos Humanos y nuestra Constitución. Por tanto, el salario debe alcanzar para mantener al menos a dos personas, quien trabaja y una más”, sostuvo.

Un salario suficiente para comprar dos canastas básicas, explicó, es el umbral mínimo indispensable de ingreso familiar. Es sólo un primer paso para contribuir a que una familia comience a superar su condición de pobreza. Y de ahí la propuesta a los organismos empresariales de garantizar salario suficiente ya (8,600 al mes). Y a partir de ahí, avanzar hasta lograr “ingreso digno” (que puede ser de más de 10 mil pesos al mes).

Mientras el trabajo siga siendo precario, afirmó Gómez Hermosillo, producirá pobreza, en lugar de ser la puerta de salida, y los cambios en los niveles de la pobreza en México seguirán siendo marginales. –sn–

¡Conéctate con Sociedad Noticias! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

También, te invitamos a que te sumes a nuestro canal de información en tiempo real a través de Telegram.