Arrestan a líder de la policía comunitaria de Guerrero

Bruno Plácido Valerio fue detenido cerca de la plaza central Primer Congreso de Anáhuac, en el centro de Chilpancingo

Por Ángel Verduzco | Corresponsal                                    

Acapulco, Guerrero.- Elementos de la Fiscalía General de Guerrero detuvieron este martes a Bruno Plácido Valerio, fundador del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana (SS y JC) de la Unión de Pueblos y Organizaciones de Guerrero (UPOEG).

Según las autoridades ministeriales, los policías de investigación realizaron el arresto derivado de una orden de aprehensión que giró un juez en contra del líder campesino.

El arresto del presunto delincuente se realizó cerca de la plaza central «Primer Congreso de Anáhuac», en el centro de la ciudad de Chilpancingo, capital de la entidad.

A Bruno Plácido Valerio se le acusa de cometer el delito de robo y daños en agravio de diversas víctimas, hechos ocurridos en Tlapa de Comonfort, en 2016.

Líos con la autoridad de la entidad

Apenas el pasado 3 de agosto, Plácido Valerio acusó a las autoridades del gobierno de Evelyn Salgado de realizar un «montaje» en un «supuesto» enfrentamiento en el que agentes ministeriales acudieron a atender un reporte de un bloqueo de transportistas.

En el supuesto enfrentamiento estuvo el vicefiscal Ramón Ayala Gamboa quien informó que durante el patrullaje una camioneta con hombres armados los atacó a balazos.

¿Por qué nacen las autodefensas?

Los grupos de la policía comunitaria o de autodefensas nacen de los ciudadanos de las diversas zonas del país que han tomado las armas para defenderse de los grupo de la delincuencia.

En 2016 y ante un ambiente recrudecido por la estrategia emprendida por el gobierno federal del entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa, en la guerra contra el narcotráfico, pobladores de diferentes regiones decidieron proteger a sus familias y bienes con sus propias manos.

En este contexto, para noviembre de 2019 en Chilpancingo, Bruno Placido Valencio, afirmó que habitantes de las comunidades de la región «Costa Chica» sufren extorsiones a manos de integrantes de la delincuencia organizada.

Se sabe que los grupos delincuenciales que operan en la zona cultivan amapola y marihuana, están relacionados al trasiego de drogas, trata de personas, toma de casetas, secuestros y un sin fin de delitos del fuero común.

Por si esto fuera poco, también estos grupos de la delincuencia organizada, –que combaten las autodefensas o policías comunitarias– están señalados en la desaparición de los 43 normalistas de la escuela normal rural «Raúl Isidro Burgos» de Ayotzinapa. –sn–

¡Conéctate con Sociedad Noticias! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.