Se cumple el acuerdo presidencial, más de mil personas preliberadas o amnistiadas: Rosa Icela Rodríguez

Más de mil personas preliberadas o amnistiadas, se cumple el acuerdo presidencial: Rosa Icela Rodríguez
Por Gabriela Díaz | Reportera

En cumplimiento al acuerdo del presidente Andrés Manuel López Obrador de otorgar libertades a personas adultas mayores con enfermedades graves o en fase terminal; a víctimas de tortura y a quienes no habían sido sentenciadas, fueron preliberadas y se ofreció amnistía a 4 mil 79 personas, informó la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez.

De éstas, 3 mil 874 quienes vivieron discriminación, enfrentaron pobreza en sus comunidades y no tuvieron oportunidades de desarrollo o no contaron con una defensa jurídica adecuada, fueron beneficiadas del acuerdo de preliberación.

De éstas, 186 son mujeres; 168 adultos mayores; 332 presentan enfermedades crónico-degenerativas; 75 son indígenas; 18 extranjeras y 3 mil 95 cumplieron con los requisitos de ley como no tener procesos pendientes ni ser reincidentes.

Por amnistía fueron beneficiadas 205 personas, de las cuales 70 son mujeres y 127 hombres. Vivían en pobreza 60 mujeres y 100 hombres; indígenas, 8 mujeres y 14 hombres; con discapacidad permanente 7 hombres; víctimas de intimidación, 4 mujeres y 3 hombres; por discriminación, 1 mujer; por otro tipo de exclusión 3 hombres y 5 mujeres.

Tras permanecer en centros penitenciarios federales y estatales, los redimidos fueron partícipes de un acto de justicia del gobierno, ya que cumplieron con los requisitos de ley para ser sujetos de liberación.

Entre quienes fueron preliberados de julio al 17 de diciembre pasado, se encuentra el caso de Martha, quien enfrentaba una enfermedad conocida como fibrosis quística y asma bronquial. Ella creció huérfana de madre y abandonada por su padre.

Es originaria de Tamaulipas. Creció en Guanajuato donde fue criada por unos tíos y detenida en 2015 por delitos contra la salud en la modalidad de transporte de heroína. Su pareja de entonces la convenció de traficar con las drogas. La obligó, bajo amenazas, a usar a sus hijos para el traslado de dicha droga, la que escondía en el cuerpo o en las suelas de los tenis de los menores.

Desde los 15 años empezó a consumir bebidas alcohólicas y drogas sintéticas e intentó suicidarse dos veces. Tiene la esperanza de recuperar a sus hijos.

Otro caso es el de Martín, indígena yaqui que padece lumbalgia crónica y ceguera progresiva. Permaneció en prisión desde enero de 2012 en el Cefereso 4 Noroeste de Nayarit acusado de portación y posesión de arma de uso exclusivo del Ejército.

Fue detenido en Tamaulipas, luego de que un grupo de hombres ingresó a su casa para resguardarse tras haberse enfrentado a tiros con militares. Fue detenido en ese momento, y aunque demostró que estaba cuidando a sus hijos de 4 y 8 años, el juez le negó la libertad.

Mientras permaneció en prisión su esposa lo abandonó y se llevó a los niños; sus padres murieron. Ahora él tiene la esperanza de reencontrarse con sus hijos y recuperar el tiempo perdido.

Oscar es un adulto mayor quien padece hipertensión arterial, ceguera y requiere de bastón para caminar. Sus problemas de salud le permitieron acceder al beneficio de la preliberación. Es una persona cuya familia es numerosa con problemas económicos que le impidieron estudiar.

Fue detenido en la Ciudad de México en posesión de varios kilos de marihuana. Su estancia en reclusión duró poco más de dos años. A pesar de no haber sido sentenciado, alcanzó el beneficio de la libertad, y cuenta con el apoyo de su familia para atender su salud. –sn–